Zaida y Pornic

Rotary Club Vigo celebró el pasado día 25 de septiembre  dos importantes actos.

En primer lugar, ese día tuvo lugar  la recepción de un nuevo socio, en este caso una “nueva socia”, ya que recibimos a una mujer como nueva compañera, Zaida Llano Vázquez.  El acto de imposición de la insignia rotaria, tuvo lugar durante la cena  correspondiente al último lunes del mes,  lo cual llevaba implícito la asistencia de los miembros del club, acompañados de sus respectivas parejas, los que las tienen, así como, en este caso, contando también con unos compañeros rotarios del club de Pornic, Francia

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Iniciamos el acto con la lectura, por parte de la “candidata”, del juramento de adhesión al movimiento rotario, que fue respondido con la lectura, por parte del actual presidente, Alberto Rocha, del documento de aceptación, para acto seguido imponerle la insignia que la acredita como miembro del Rotary Club Vigo.  Recibió las felicitaciones de todos los asistentes, y muy especialmente la de su padre, veterano rotario, Rafael Llano de la Concha ; deseamos que esta nueva “adquisición” vaya seguida de otras futuras compañeras, cuya presencia, entre otras cosas, haga rejuvenecer las filas de este veterano club.

Iniciábamos estas líneas hablando de dos importantes actos. El  segundo  fue la recepción de tres socios del Rotary Club Pornic, Francia ( Marie Christine Rabreau ,Marie Salvariau y su esposo Bernard Litaud) ya que uno de ellos es asiduo visitante de Bayona, la Real, ( el primer lugar del Viejo Mundo, que tuvo conocimiento del descubrimiento del Nuevo Mundo, aunque en aquel momento no lo supieran ); los recibimos inicialmente en el monumento que el Rotary Club Vigo, donó a la ciudad de Vigo, en donde tras las presentaciones de los “desconocidos”, pero ya conocidos por el hecho de ser rotarios, nos hicimos una serie de fotografías, como recuerdo de esta visita; desde allí nos dirigimos al hotel en donde íbamos a celebrar la cena correspondiente, y donde ellos al finalizar la cena nos presentaron una proyección, explicándonos donde estaba su club (en una población de 17.000 habitantes), situada al suroeste de Nantes, en Francia, e instándonos a llevar adelante un hermanamiento entre ambos clubes, detalle que fue muy bien acogido por parte de nuestro club y que llevaremos a la realidad, y a los papeles, en breve tiempo.  Tras el intercambio de los correspondientes banderines, entre los presidentes, y el obsequio por nuestro club, de unas tazas, con nuestro logotipo, a cada uno de ellos, el presidente, siendo ya casi las 12 horas, dio por finalizada la reunión, no sin que antes y a petición de una de las visitantes, veterana visitante de Bayona, entonáramos la típica canción gallega de A Rianxeira, y que ella conocía perfectamente, a pesar del diferente idimma,

Deja un comentario